sábado, 12 de noviembre de 2011

Bosquejos Teológicos para Docentes

17.- Un Joven con una Pregunta Importante

Marcos 10:17-27

Introducción:

Jesús era conocido como un gran maestro porque en la mayor parte de su ministerio se dedicó a enseñar acerca del reino de Dios. Es por eso que muchas personas de diferentes edades, niveles y clases, acudían a él con diferentes preguntas. Entre estas personas estaba un joven rico que tenía una gran interrogante en su vida, aunque religioso y rico, no tenía la seguridad de la vida eterna, y acudió a la persona más indicada para contestarle.

1. Un Joven con una pregunta. Marcos 10:17

  1. A pesar de ser joven y rico su vida estaba vacía – No hay edad para buscar a Dios, mientras más joven, mejor.

  2. Qué haré para heredar la vida eterna? - Es la pregunta más importante que podamos hacer y solo Jesús la puede contestar.


2. Jesús dialoga con el joven. Marcos 10:18-22

  1. Jesús responde al joven que debía guardar los mandamientos.

  2. El joven dice que los había guardado todos desde su juventud.

  3. Jesús invita al joven a seguirle – No era suficiente con decir que guardaba los mandamientos, tenía que demostrarlo.

  4. Este joven violó el primer mandamiento:

* No tendrás dioses ajenos delante de mí. Ex. 20:3

*Amarás a Dios con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas. Mr. 12:30

*El dios de este joven era su dinero – era un obstáculo entre él y Dios.

  1. Nadie puede justificarse ante Dios porque quedará como mentiroso.


3. Cuán difícil es para un rico ser salvo! Marcos 10:23-27

  1. Cuán difícil es para un rico reconocer que necesita de Dios.

  2. Nadie puede servir a dos señores. Mateo 6:24

Conclusión:

A este joven el dinero le impidió seguir a Jesús. ¿Y a usted que es lo que le impide seguir el camino de Dios? Será su familia, placeres, comodidades o las cosas del mundo?

La condición de este joven es la misma de muchas personas que viven vidas religiosas, pero no están dispuestas a sacrificarse por el Señor ni a seguirle.

Recuerde, nadie puede servir a dos señores. Jesús demanda entrega y rendimiento total. Lucas 9:23, 14:33

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada